Turismo y Comercio de Peñíscola estudian crear una mesa de trabajo conjunta para la dinamización económica del municipio

Tras convocar el Consejo Sectorial de Turismo y el Consejo Local de Comercio desde el Ayuntamiento se estudia la posibilidad de organizar sesiones de trabajo con empresarios

El Ayuntamiento de Peñíscola ha convocado el Consejo Local de Comercio para comunicar a los representantes de los empresarios los cambios normativos en la distribución de competencias entre administraciones por lo que respecta al comercio. Con este nuevo escenario que restringe la responsabilidad de la administración local en este campo, empresarios y administración han coincidido “en la necesidad de promocionar de forma conjunta los distintos subsectores vinculados al turismo de la ciudad, planteando acciones que aglutinen la oferta de restauración, comercio y alojamiento en campañas y acciones de promoción que destaquen la amplia y diversa oferta del destino”, ha explicado el edil del área, Rafael Suescun.

El Consejo Local de Comercio está formado por miembros de la corporación municipal, la asociación local y varios representantes del sector no asociados, un representante de la delegación territorial de Comercio en la provincia y representación de la Cámara de Comercio de Castellón “un foro de discusión y debate donde podemos trabajar de forma conjunta las inquietudes y propuestas del sector empresarial y aportar nuestras capacidades como administración para incentivar su dinamización y crecimiento” ha concluido Suescun al término del encuentro.

Durante el encuentro, los consejeros ha puesto sobre la mesa la posibilidad de crear una mesa de trabajo conjunta con los representantes del Sectorial de Turismo para “confeccionar una agenda de actividades y propuestas que dinamicen la actividad económica local sin perder de vista los distintos subsectores que conforman la oferta turística en el municipio aprovechando las sinergias que éstos generan para hacer eficiente cada actuación en el destino”.

A través de la concejalía, se estudiará la confección de un programa de reuniones para poder preparar las distintas actividades y consensuar no sólo las acciones previstas para la temporada alta, sino también las estrategias para desestacionalizar la llegada de turistas y visitantes.