Presentado el bulario del Papa Luna dedicado a los municipios de la Diócesis de Tortosa

La Asociación de Amigos del Papa Luna ha presentado en el edificio sociocultural de Peñíscola la edición del bulario de Benedicto XIII correspondiente a las poblaciones valencianas de la Diócesis de Tortosa. El libro, con 1.130 bulas condensadas en 680 páginas, sitúa a la figura del Papa Luna en su contexto histórico, los hechos que rodearon el Cisma de Occidente de la Iglesia, al mismo tiempo que refleja la vida cotidiana y el sentido de la religiosidad en nuestro territorio en el siglo XV.

La edición de este bulario ha sido una realidad gracias a la labor investigadora del sacerdote e investigador Ovidio Cuella, quien lleva medio siglo analizando la documentación del Papa Luna en los Archivos Vaticanos. En esta ocasión, se ha contado con la coautoría del presidente de Amigos del Papa Luna y cronista oficial de Peñíscola, Juan Bautista Simó. “Ha sido una ardua labor de selección y traducción, en una obra que cuenta con material gráfico y documentos adicionales”, mencionó Simó. Ovidio Cuella, por su parte, recordó que la conservación de los documentos vinculados a Benedicto XIII “supone un milagro, como es un milagro que se hayan podido difundir a través de un libro como el que presentamos”.

La presentación contó con la asistencia del obispo de Tortosa, Enrique Benavent. Hizo referencia a “la importancia que tiene para la Diócesis la publicación de esta documentación”, así como el reflejo del papel que tuvo este territorio en el Cisma de Occidente. La edición de este tomo se ha podido hacer gracias a la participación del Ayuntamiento de Peñíscola, la Diputación de Castellón y la conselleria de Cultura. El diputado provincial José Francisco Pons mostró su apoyo a esta labor cultural. El alcalde de la ciudad, Andrés Martínez, recordó que la publicación del libro “marca un antes y un después sobre unos hechos que también supusieron un antes y un después en la historia de la Iglesia, y que tienen como escenario a Peñíscola”.

El acto concluyó con la imposición de la insignia de oro de la asociación a Ovidio Cuella. Este galardón se otorgaba por vez primera, en agradecimiento por su trabajo a favor de la divulgación histórica.

Tras la edición de estos documentos, los Amigos del Papa Luna trabajan en el objetivo de tramitar la declaración de Bien de Interés Cultural a las piezas de orfebrería pertenecientes a Benedicto XIII.