Peñíscola ya luce la Bandera Azul en su Playa Sur

  • El municipio se  hecho con un total de 38 galardones que certifican la gestión medioambiental y la calidad de sus playas y calas naturales
  •  La Playa Norte también cuenta ya con sus banderas en el paseo marítimo que atestiguan la consecución de la Q del ICTE, las certificaciones de AENOR y la bandera Qualitur, así como la Bandera Azul
  • La localidad ha revalidado su Sendero Azul, para Peñismar, y el Centro Azul para el Museo del Mar; así como la Q del Instituto de Calidad Turística Española para sus Oficinas de Información Turística.

 

Con la apertura de la temporada de baño, Peñíscola luce ya en sus playas las banderas que acreditan la gestión medioambiental y la calidad de su litoral, tanto en las dos playas urbanas, como en las 16 calas naturales ubicadas en el Parque Natural.
Como novedad, este verano, Peñíscola ha sumado a su currículo de certificaciones, la Bandera Azul para la Playa Sur, playa caracterizada por la arena fina que conforma sus cerca de 300 metros de longitud y 35 metros de anchura. Es una playa urbana con aguas catalogadas como limpias, tranquilas y poco profundas, según las normativas que regulan la calidad de las mismas. Dispone de servicio de vigilancia, salvamento y de servicios básicos como son duchas e instalaciones para juegos infantiles y la realización de distintos deportes en la arena.

 

Las  Banderas

Las banderas que ondean desde hoy y hasta final de temporada en las playa de la Ciudad en el Mar, son las Banderas Azules, las Banderas de AENOR (ISO), la bandera Qualitur y la Bandera de la Q de Calidad del ICTE, certificaciones a las que hay que sumar el Sendero Azul y el Centro Bandera Azul.

Por una parte, la Bandera Azul, otorgada por ADEAC, considera los parámetros de calidad de las aguas de baño; la información y educación ambiental; la gestión ambiental; y la seguridad, servicios e instalaciones.

Por otra parte, la Bandera de la “Q” que otorga el Instituto de Calidad Turística Español (ICTE), valora nueve puntos: Dirección (Sistema de gestión, identificación aspectos ambientales, desarrollo de procesos), Seguridad, salvamento y primeros auxilios (seguridad, balizamiento, salvamento y primeros auxilios), Información (servicios de la playa, información turística, Códigos de conducta, sobre seguridad, información higiénico – sanitaria), Limpieza y recogida selectiva de residuos (limpieza de la superficie seca y húmeda, limpieza de instalaciones…), Mantenimiento de instalaciones y equipos, Accesos (aparcamiento, accesos superficie seca, accesos superficie húmeda), Servicios higiénicos (requisitos legales, aseos, duchas, agua potable…) y Ocio (hamacas, sombrillas, actividades lúdico deportivas).
Por lo que respecta a las EN ISO 9001 y 14001, de calidad y gestión ambiental respectivamente, valoran según la normativa europea, Formación, Comunicación, Limpieza y Socorrismo.

Peñíscola cuenta con 32 de este tipo de galardones, uno de los municipios españoles con más número de certificados expedidos por AENOR, dos para la Playa Norte y dos por cada una de las 15 calas naturales, tanto en su variante de gestión de calidad, como en la variante de gestión medioambiental.
Y en cuanto a las Banderas Qualitur con las que la Conselleria de Turismo ha galardonado al municipio, se cuenta con la otorgada a la Playa Norte y la concedida a la oficina de información turística central, por certificarse con la Q del ICTE.

 

Centro Azul para el Museo del Mar y Sendero Azul para Peñismar
Peñíscola ha revalidado, un año más, los galardones para el Museo del Mar y el sendero medioambiental de Peñismar, certificaciones de la ADEAC, Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor.
Este museo, dividido en tres secciones: la histórico-arqueológica, la de pesca y la de fauna marina;  rinde homenaje a la tradición marinera del municipio y alberga una exposición permanente, dinámica y participativa para un público visitante muy heterogéneo. El servicio, que permanece abierto todo el año y sólo cierra cinco festivos, en los días de Navidad y la Fiesta Patronal del 9 de septiembre, es un lugar de parada obligada para todos aquellos que visitan la ciudad interesados en la cultura y el patrimonio, que sigue consolidándose año tras año asumiendo cifras de visitantes cada vez mayores, superando ya desde su apertura el millón de entradas.
Por otra parte, el conjunto dunar de la zona de Peñismar  sigue revalidando su catalogación de Sendero Azul como elemento paisajístico que contribuye al uso sostenible del litoral. Este reconocimiento, unido al trabajo de los municipios para la mejora y restauración de su patrimonio natural, pretende consolidarse como un distintivo paralelo a las Banderas Azules de las playas, que suponen , para los turistas y usuarios, unos estándares de calidad inequívoca.