Peñíscola revalida sus tres certificaciones de Centro, Sendero y Bandera Azul que otorga ADEAC para 2015

ADEAC, la organización responsable en España de la concesión de las Banderas Azules, Senderos y Centros Azules y Distinciones Temáticas 2015; con la participación de la Organización Mundial de Turismo y de la Secretaría de Estado del Ministerios de Industria, Turismo y Comercio; ha comunicado a los medios de comunicación y población general los galardones otorgados en la Campaña 2015.
Peñíscola, un nuevo año, ha revalidado su Bandera Azul para la Playa Norte, playa urbana con una longitud de cinco kilómetros y medio y setenta metros de anchura, de arena fina de grano dorado y con aguas catalogadas como buenas, tranquilas y poco profundas, según las normativas que regulan la calidad de las mismas.
Ésta dispone de servicio de rescate y primeros auxilios, servicio de vigilancia policial, servicio de información turística, servicio de limpieza, alquiler de hamacas, tumbonas, patines, señalización del estado del mar, balizamiento de las zonas de baño, análisis y control de la calidad en las aguas, cierre y vallado de la playa, pasarelas de madera de acceso a la zona de baño, duchas y lava pies, además de un punto accesible para facilitar el baño de personas con movilidad reducida.
Además, el Museu de la Mar, ha renovado su certificación como Centro Azul, conseguida en 2012, y que lo reconoce como centro de visitantes, aula de mar y de naturaleza.
Este museo, dividido en tres secciones: la histórico-arqueológica, la de pesca y la de fauna marina; rinde homenaje a la tradición marinera del municipio y alberga una exposición permanente dinámica y participativa para un público visitante muy heterogéneo.
El servicio, que permanece abierto todo el año y sólo cierra cinco festivos, en los días de Navidad y la Fiesta Patronal del 9 de septiembre, es un lugar de parada obligada para todos aquellos que visitan la ciudad interesados en la cultura y el patrimonio, que sigue consolidándose año tras año asumiendo cifras de visitantes cada vez mayores, superando ya desde su apertura el millón de entradas.
Además, el conjunto dunar de la zona de Peñismar este año ha renovado también la certificación de Sendero Azul conseguida en 2011, como elemento paisajístico que contribuye al uso sostenible del litoral.