Peñíscola recibe el Premio Turismo Familiar del Club de Producto nacional

  • El destino castellonense fue el primero de costa de todo el país en certificarse con el Sello de Turismo Familiar, en 2013.

  • Desde su creación en 2015, forma parte del Club de Producto también de la Comunitat Valenciana, Tour and Kids, que premiaba Peñíscola asimismo con el reconocimiento a la innovación y creatividad turística como Destino de Turismo Familiar

  • Los establecimientos y empresas turísticas se han adherido a la política del destino y hoy suman el mayor número de sellos y certificaciones de toda España.

El Comité Ejecutivo del Sello de Turismo Familiar ha entregado hoy a Peñíscola, en Madrid en el marco de la II Jornada del Club de Producto de Turismo Familiar, el Premio Turismo Familiar en la categoría de “Premio especial al destino familiar que más ha apostado por el proyecto del Sello de Turismo Familiar”, después de que gracias al esfuerzo de la administración, se hayan sumado a dicho proyecto varias empresas de alojamiento del destino, para reforzar el posicionamiento en este segmento.

Concretamente han sido Gran Hotel Peñíscola, Hoteles Mediterráneo de Peñíscola, Hotel & Spa Peñíscola Plaza Suites y Apartamentos Tamarindos.

Más de una veintena de certificaciones, sellos y reconocimientos atesora el buque insignia del turismo castellonense que certifican y garantizan la orientación y calidad de su oferta adaptada a las exigencias de los turistas que viajan en familia. Concretamente más del 70%, según las cifras que maneja el área de Turismo del Ayuntamiento de la localidad del total del llegadas que registra el destino.

Desde 2013, año en que Peñíscola se certificaba como primer destino español de costa con el Sello de Turismo Familiar, la gestión de destino y las propias empresas turísticas no han cesado en su empeño de reforzar su posicionamiento en este segmento. Desde esa fecha, el citado Sello era reconocido y asumido por Turespaña y la Secretaría de Estado de Turismo como un Club de Producto que garantizaba una serie de estándares de los destinos mejor orientados a satisfacer las necesidades y expectativas de las familias. Desde la programación de actividades, pasando por la adaptación de equipamientos e infraestructuras, servicios y el empleo de canales de comunicación y promoción adaptados a los más pequeños.

El teatro infantil, las actividades y talleres, visitas guiadas infantiles se suman al importante porcentaje de modelos de alojamiento que facilitan la estancia en familia. Clubes infantiles y guarderías en los hoteles, el primer spa infantil del país, parques acuáticos, actividades marineras orientadas a la educación medioambiental de los más pequeños y un largo etcétera hacen de Peñíscola un lugar ideal para viajar con niños.

Desde el pasado año, la Comunidad Valenciana cuenta también con un Club de Producto similar al creado a nivel estatal, del que participa Peñíscola. Tour and Kids distingue e identifica los destinos valencianos orientados a las familias y reconoce a los pioneros con galardones y premios como el que recibía la ciudad del Papa Luna en esta primera edición en reconocimiento a la innovación y creatividad turística.

Las empresas turísticas han sumado esfuerzos en el trabajo estratégico de la administración local y han asumido como propia también su responsabilidad en la gestión de calidad de sus establecimientos y su orientación hacia este segmento. Es por ello que tanto el sello estatal como el reconocimiento autonómico cuenta con una quincena de establecimientos certificados en la localidad, además de los que suma el propio destino, lo que ha valido la obtención del último galardón, lo que el concejal de Turismo, Rafael Suescun, tras recoger el premio ha querido agradecer y reconocer, “yendo de la mano, administración y empresas, conseguimos reforzar nuestras apuestas estratégicas y ser más efectivos y eficientes tanto en la gestión del destino, como en su comercialización”, ha asegurado.

Una temporada de récord gracias al turismo familiar

El perfil del turista que viaja en familia es mayoritariamente respetuoso con el medioambiente y el patrimonio arquitectónico y cultural; es compatible con otros segmentos de mercado o nichos interesados en productos complementarios que se adaptan a la perfección a la oferta turística del municipio, como por ejemplo el turismo gastronómico o el turismo marinero y náutico.

El turista familiar tiene un índice de fidelidad muy elevado, por encima del 60%, lo que es altamente rentable en términos de eficiencia de la promoción; además, es un importante prescriptor para turistas que viajan en sus mismas circunstancias, en familia.

Con un crecimiento del empleo turístico y de la rentabilidad de la actividad  en el primer y segundo trimestre del año, las expectativas para el trimestre veraniego son altas. Por lo que respecta a la ocupación, con un 70% de llegadas correspondientes a turistas que viajan con la familia, el destino ha contabilizado ocupaciones hoteleras en el mes de julio superiores al 90%, en agosto que rebasaron el 95% y en septiembre por encima del 75% de media en todo el mes, según cifras facilitadas por la patronal turística en la localidad  (Agretur).