Peñíscola da el primer paso para su candidatura a Patrimonio de la Humanidad

La Junta de Gobierno local ha dado luz verde al estudio preliminar a cargo de la arquitecta restauradora Pepa Balaguer
Tras la última reunión de la Comisión de Restauración del Conjunto Histórico-Artístico, cuyo objetivo es velar por el cumplimiento del Plan Especial de Protección de este entorno singular, la concejalía de Casco Antiguo del Ayuntamiento ha comunicado los primeros pasos que se han dado respecto a los distintos acuerdos que se tomaron en la citada comisión.
En primer lugar, la Junta de Gobierno Local, instada por la comisión, ha dado luz verde esta misma semana al encargo a la arquitecta y restauradora, Pepa Balaguer Dezcallar, de redactar un estudio preliminar para la presentación de la candidatura de Peñíscola a Patrimonio de la Humanidad.
“Entendemos que las murallas y fortificaciones renacentistas de Antonelli y el propio Castillo constituyen un conjunto arquitectónico singular y significativo” ha explicado el edil responsable del área, Romualdo Forner, que ha recordado que multitud de construcciones del mismo Antonelli ubicadas en el Caribe ya cuentan con el reconocimiento de la UNESCO.
El informe estudiará las posibilidades de los recursos patrimoniales de Peñíscola y su casco hitórico, su calidad, su singularidad, la evaluación de sus puntos fuertes y débiles como posible candidata, análisis de competidores, análisis de candidaturas presentadas y rechazadas, así como la repercusión que la iniciativa podría representar para le municipio y su dimensión turística; “en definitiva, un estudio previo que valorará con rigor las posibilidades de Peñíscola como candidata” ha explicado el alcalde, Andrés Martínez, que se ha mostrado muy involucrado en el proyecto.

El posible reconocimiento internacional a la singularidad de la arquitectura de Peñíscola, con apoyo académico
Martínez ha recordado la visita, en 2012, de la doctora Tamara Blanes, especialista en fortificaciones hispanas en el Caribe, que pudo visitar y conocer en directo estas joyas de la arquitectura europea recientemente restauradas.
Blanes es miembro del Icofort, el organismo científico internacional formado por expertos en Patrimonio de la Humanidad y es quien confirmó al consistorio que la práctica totalidad de las construcciones en el centro y sur del continente americano del arquitecto Antonelli están catalogadas de ese modo.
“Las posibilidades de presentar una candidatura solvente a Patrimonio de la Humanidad aun deben evaluarse, pero que desde el ámbito académico nuestra arquitectura despierte interés y genere expectativas a este nivel es para nosotros un auténtico orgullo y el aval necesario para que hagamos todo lo que se requiera para poder, al menos, constituir una propuesta con garantías”, ha valorado Martínez.

Un estudio ambicioso
El primer borrador de este análisis encargado por el Ayuntamiento sobre las posibilidades y fortalezas de la fortificación peñiscolana, no sólo tendrá por objetivo determinar el itinerario a seguir hasta la construcción de la candidatura a Patrimonio de la Humanidad, “aprovecharemos este estudio pormenorizado de la arquitecta especialista en restauración para determinar qué posibilidades tenemos de optar a estar incluidos en rutas, a nivel nacional e internacional, de castillos medievales, de castillos templarios y otro tipo de premios, títulos e incluso subvenciones al reconocimiento de la singularidad y puesta en valor de nuestro patrimonio” ha ampliado el alcalde que se ha mostrado ilusionado y esperanzado con los resultados del camino que el consistorio comienza a recorrer. El estudio, concluía el primer edil, podría estar completado durante el otoño de este mismo año.