Peñíscola creará un Club de Producto para el Turismo Familiar en la localidad

  • La consolidación de su posicionamiento en este segmento ha motivado que el municipio desarrolle un Plan Estratégico turístico específico para este producto
  • El incentivo económico que ha supuesto la ayuda para este tipo de planes, por parte la Diputación Provincial, ha permitido al destino mejorar y ampliar su apuesta por la planificación estratégica y la mejora de la competitividad
  • El municipio forma parte del Club de Producto reconocido por la Secretaría de Estado de Turismo con el Sello de Turismo Familiar y también del de ámbito autonómico, Tour&kids

Tras la última actualización de los planes estratégicos para la mejora de la competitividad del destino, en 2012, con el desarrollo e implantación del Plan de Marketing Digital; este año, gracias al incentivo de las ayudas puestas en marcha por la Diputación Provincial, el área de Turismo del Ayuntamiento de Peñíscola ha coordinado el desarrollo de un nuevo Plan Estratégico centrado en el segmento familiar.

Éste es el de mayor presencia en el destino, cuenta con un perfil ya maduro en cuanto a su existencia pero joven por lo que respecta a la demanda de nuevos productos complementarios, así pues con el objeto de estudiar y actualizar las necesidades del visitante familiar y de establecer las áreas de mejora, Peñíscola ha culminado el proceso de estudio con varias líneas de trabajo estratégico en las conclusiones, entre las que destaca la creación de un Club de Producto para la ciudad basado en el visitante que  viaja en familia.

Esta apuesta permitirá generar actuaciones en torno a la comunicación y promoción orientadas a este segmento, desarrollar acciones de adaptación global del destino y condicionar la gobernanza turística hacia este producto de forma pararlela al trabajo que lleva a cabo con otros productos turísticos como el de Cine.

Además, se prevé la creación de un Consejo de Turismo Familiar específico y complementario al actual órgano consultivo ya en marcha; también se prevé crear una red de trabajo para incorporar de forma sistemática la opinión y experiencia de los distintos actores público-privados en esta tarea.

Asociado a todo ello, el Ayuntamiento creará una marca para el nuevo Club de Producto local e incluirá en las inversiones prioritarias la mejora de infraestructuras y creación de servicios orientados al segmento familiar, como por ejemplo la ampliación y mejora del transporte urbano, la revisión y ampliación de centros de ocio, la ubicación de puntos de encuentro juvenil, la suma de más servicios en playas o la adecuación del mobiliario urbano.

“Esta apuesta está en la línea que venimos trabajando desde hace años y contribuye a la estrategia promocional y de posicionamiento del destino a través de marcas de calidad y la adhesión al trabajo conjunto de este producto, tal y como llevamos a cabo en 2013 al certificarnos como el primer destino de costa de toda España con el Sello de Turismo Familiar” explicaba el alcalde, Andrés Martínez.

La localidad forma parte del Club de Producto impulsado, a través del Sello, por la Federación Española de Familias Numerosas reconocido y promocionado por la Secrataría de Estado de Turismo; así como del Club de Producto de la Comunitat Valenciana, Tour&Kids. Por su parte, “el empresariado local ha compartido la estrategia de la gestión del destino y ha apostado por ello contribuyendo de forma inequívoca a la mejora de nuestro posicionamiento como referentes a nivel estatal”, ha agradecido el munícipe.

Caractarísticas del turista familiar

El turista familiar se define como aquel que viaja con, al menos, un menor de 16 años. Ello condiciona los desplazamientos en tanto en cuanto es dependiente de las vacaciones escolares pero es compatible con otros segmentos con mayor flexibilidad.

Demanda actividades de ocio y restauración orientadas a sus necesidades, requieren de seguridad y sistema sanitario garantizados, es respetuoso con el entorno y contribuye al desarrollo sostenible de los destinos.

Los menores de entre 3 y 11 años condicionan las vacaciones del núcleo familiar y presentan un alto índice de fidelidad, siendo un target muy rentable a nivel promocional.