Peñíscola celebra el Día Nacional de los Pueblos más Bonitos de España

Con mucha emoción, Peñíscola ha izado la bandera oficial de la Asociación de los Pueblos más Bonitos de España, a la que pertenece como honroso asociado fundador, desde 2013. Peñíscola, en una de las asambleas anuales de la agrupación, proponía la institucionalización de un Día Nacional de los Pueblos más Bonitos de España, que cristalizaba en la instauración del primero de octubre, fecha que se conmemora en nuestro país desde el pasado año como el día de los pueblos más bellos. Como símbolo y emblema de la tradición, el Grup Cultural de Danses ha ofrecido una representación de los bailes típicos; por su parte, los integrantes del Club de Producto Peñíscola Gastronómica, ha ofrecido una degustación de platos y productos típicos de la gastronomía marinera autóctona.

“Pertenecer a la agrupación es un honor y un orgullo para Peñíscola” ha declarado el alcalde, Andrés Martínez, que ha reiterado su compromiso con la “conservación del patrimonio y la transmisión de la tradición local”.

Durante el acto ha tenido lugar la lectura del siguiente manifiesto (común para todos los Pueblos más Bonitos de España:

Como representante del pueblo de  Peñíscola, me enorgullece celebrar este 1 de octubre como el día de los pueblos más bonitos de España simultáneamente junto a otros 43 alcaldes de los municipios asociados.

Es un día importante en nuestro calendario y queremos compartirlo con todos vosotros porque creemos profundamente que hemos de poner en valor nuestro patrimonio. Tenemos que saber recuperar nuestras costumbres y con esta unión haremos más visibles, si cabe, los grandes encantos que tienen nuestros pequeños pueblos.

Hemos decidido comprometernos a cuidar y mimar cada rincón de nuestras calles, cada adorno de nuestras fachadas, cada pequeño detalle.

Hoy ondea la bandera de nuestra asociación con orgullo en nuestro mástil, recordándonos a todos la importancia de nuestro empeño y nuestro compromiso con nuestros hijos y nietos.

No podemos ni queremos olvidar todos aquellos hombres y mujeres que antes que nosotros estuvieron aquí, aquellos que de una forma u otra supieron hacerlo de la mejor manera posible para que llegase a nosotros esta fantástica herencia de patrimonio, cultura y costumbres. Vaya para ellos este momento.

El trabajo ha sido y será duro, pero estamos seguros que con esfuerzo y voluntad  haremos que nuestros pueblos tengan un futuro aún más prometedor para que su belleza sea el motor que los haga florecer de nuevo esplendorosamente.

Desde aquí también pedimos a las instituciones nacionales y regionales su apoyo y su compromiso con los pueblos de esta red.