Más de 700 cruceristas desembarcan en Peñíscola atraídos por su relación con el cine

El buque “Black Watch” ha llegado hoy a Peñiscola con 743 pasajeros y 342 tripulantes, procedente de su anterior escala en Barcelona. Del buque, que permanecerá fondeando en la bahía de la ciudad papal hasta las 17h, ha desembarcado la totalidad del pasaje; 500 de los cruceristas han decidido no contratar excursión y visitar libremente la Ciudad en el Mar de la que podrán disfrutar casi un día completo desde su llegada a puerto a las 7.30h. El otro tercio de los visitantes que sí han optado por las visitas guiadas han podido elegir entre dos excursiones a la propia Peñíscola, el Delta del Ebro, Valencia y una visita combinada entre Cabanes y la Vall d’Uixò.

Peñíscola ha combinado una visita guiada a su ciudad amurallada y complejo monumental con una visita en el trenecito turístico en la que poder conocer las mejores vistas de la ciudad y, además, ha confeccionado un tour turístico basado en su condición de ciudad plató.

El crucero, que partió el 17 de mayo del puerto de Southampton en Gran Bretaña, tiene un hilo conductor en la confección de sus escalas que es precisamente el cine y las ciudades que están relacionadas con el séptimo arte. Los cruceristas, a lo largo de esta travesía han visitado por ejemplo Cannes y han llegado a Peñíscola buscando los escenarios de películas como El Cid y tantos otros títulos dirigidos por Berlanga.

El desembarque de los pasajeros y de la tripulación se ha realizado a través de tenders, embarcaciones auxiliares propias del buque, que han atracado en el muelle existente en el extremo del contradique del puerto. Desde allí han iniciado las excursiones que finalizarán todas con la tarde libre en la ciudad de cine para poder hacer sus compras.Esta travesía tiene prevista finalizarla el próximo día 2 de junio en el puerto también británico de Dover. Tras la escala en Peñíscola se dirigirá al puerto de Cádiz.