Los equipos técnicos de los rodajes en Peñíscola generarán más de 3500 pernoctaciones en el mes de octubre

El impacto económico de la estancia de los staffs de las productoras se calcula en casi un millón de euros, al que se sumará el de la actividad derivada de visitantes y turistas atraídos por los rodajes a la ciudad

Martínez: “esperamos que tanto las empresas de alojamiento como la oferta complementaria puedan multiplicar su actividad económica gracias al reclamo de las producciones”

El atractivo de la Ciudad en el Mar ha sido siempre evidente y recurrente para la industria audiovisual; Peñíscola ha acogido más de cien proyectos audiovisuales desde mediados del pasado siglo y este próximo mes de octubre va a acoger dos de los rodajes contemporáneos más importantes y con mayor proyección para la ciudad.
Éstos, no sólo sumarán esfuerzos en las aspiraciones del municipio por ser uno de los platós naturales de referencia en la Comunitat Valenciana, sino también en la promoción turística del destino.
Pero de forma inmediata, la producción audiovisual tiene un impacto económico directo gracias a la acogida de los equipos técnicos, decoradores, actores y personal de localizaciones y producción, que se cifra para este mes de octubre en más de 3500 pernoctaciones, distribuidas en once establecimientos hoteleros y apartamentos turísticos empleados para estancias más largas.
El alcalde, Andrés Martínez, ha hecho su primera valoración ante esta estimación y ha confirmado el encargo de un estudio que evalúe el impacto promocional de estas actividades y que, con toda probabilidad, podrá avanzarse al término de los rodajes, a finales de mes.
Por lo que respecta al primer impacto económico derivado de la estancia del personal de las productoras, Martínez espera “que tanto las empresas de alojamiento como la oferta complementaria puedan multiplicar su actividad económica gracias al reclamo de las producciones, ya que en este mes no sólo los trabajadores de las productoras van a ocupar habitaciones de hotel, sino también los turistas y visitantes que se acerquen atraídos por este tipo de producciones; lo cual habrá que sumar a las 3500 pernoctaciones que, sin duda, se van a multiplicar”.
En esta línea, Martínez ha recordado que octubre es un mes que llega tras la temporada alta y que esta anualidad va a registrar buenas cifras gracias al desembarco de producciones de renombre a la ciudad que generan pernoctaciones, consumo de dietas, menús y compran a los proveedores locales artículos de primera necesidad, además de generar contratos para figurantes y refuerzos de personal para diferentes departamentos entre la población local y comarcal.