Las calas naturales de Peñíscola, preparadas para recibir a los bañistas

Esta semana finalizan las obras de mejora de su accesibilidad que comenzaron el año pasado

En su condición de naturales y prácticamente vírgenes radica su principal atractivo, las quince calas que conforman la costa sur de Peñíscola ofrecen al turista una experiencia distinta a la que encuentran en las interminables playas urbanas de arena fina y blanca.

El entorno del Parque Natural de la Sierra de Irta les confiere un carácter abrupto, casi salvaje e inmensamente atractivo.

La concejalía de Medioambiente ha ubicado puntos de recogida selectiva de residuos y aparcabicicletas

Rodeadas de vegetación, acantilados y senderos, las calas están todas certificadas con las ISO de gestión medioambiental y gestión de calidad que acreditan su excelencia y el consistorio, con la aportación económica del Plan de Competitividad para la Promoción del Producto Náutico en el destino, ha llevado a cabo una serie de mejoras en su accesibilidad y seguridad.

“Desde antes del pasado verano la concejalía de Medioambiente ha intervenido en prácticamente la totalidad de las calas, ampliando y mejorando su señalización, sus accesos y los servicios que prestan a los paseantes y bañistas” ha explicado la concejala delegada del área, Lupe Roig, que ha acompañado hoy al alcalde, Andrés Martínez, a supervisar la finalización de los últimos trabajos.
Concretamente han visitado la Cala Puerto Azul, una de las últimas en las que se han llevado a cabo las citadas mejoras.

Además, los ediles han podido comprobar la ubicación de las islas de recogida selectiva de residuos y los aparcabicicletas, “integrados dentro de la estética del paraje natural, realizados en madera y permitidos en este tipo de entornos” ha ampliado Martínez.

Durante los próximos días, la concejalía finalizará los trabajos de puesta a punto de las playas urbanas con la mejora de las pasarelas de acceso a la Playa Sur para dar comienzo a la temporada de baño con la llegada de los turistas para la Semana Santa.