La vigésima edición del Festival de Teatro Clásico del Castillo de Peñíscola sumó anoche un nuevo lleno.

El Patio de Armas de la fortaleza papal se quedó pequeño con más de 300 asistentes disfrutando de la divertida representación de ‘Jácara de pícaros’, representada por Hiperbólicas Producciones. El vicepresidente y diputado de Cultura, Vicent Sales, ha puesto en valor la excelente acogida que el certamen está cosechando contando por llenos cada representación “y poniendo al Castillo y nuestra provincia en primera línea del teatro clásico nacional”.
Cabe destacar que el festival entrará ya mañana en su última semana y lo hará con dobletes. Por una parte, el jueves 27 de julio se representará en los jardines del castillo y a partir de las 20:30 horas  ‘La fame di arlecchino/El hambre de arlequín’, a cargo de la compañía italiana La Bottega Teatrale. Esa misma noche, a las 22:30 horas en el Patio de Armas, llegará el turno para ‘La comedia de los enredos’ de William Shakespeare, a cargo de la Compañía de los Enredos, bajo la dirección de Alberto Castrillo, a partir de una adaptación de Carlota Pérez-Reverte.
Como colofón, ‘Cyrano de Bergerac’ se pondrá en escena el bado y el domingo. Al frente de este clásico del teatro francés estará el experimentado actor José Luis Cuesta, conocido por un largo repertorio de papeles que incluye al señor Juan Cuesta de la televisiva serie ‘Aquí no hay quien viva’. Alberto Castrillo-Ferrer dirige la adaptación  para la compañía La Nariz de Cyrano.
El vicepresidente provincial ha subrayado que este ciclo de teatro clásico se engloba dentro de la ambiciosa campaña de promoción cultural ‘Viu l’estiu’ impulsada por el Gobierno Provincial con una inversión superior a los 700.000 euros que “convertirá la cultura en una inagotable fuente de oportunidades turísticas para nuestros pueblos” a través de 215 propuestas culturales que se prevé acaben congregando a más de 110.000 espectadores.