La Reserva Natural Marina de Irta ya cuenta con boyas de amarre para el fondeo de embarcaciones

Se trata de sistemas de anclaje ecológicos que evitarán que las embarcaciones empleen sus anclas y cadenas, evitando así dañar las diferentes comunidades biológicas
El Plan de Competitividad Turística Benicarló-Peñíscola, con el objetivo de potenciar las rutas submarinas en la reserva marina de Irta y la puesta en marcha de la ruta panorámica del litoral entre los dos municipios, incluía dentro del plan de actuaciones para su tercera anualidad, la contratación del estudio y prospección de fondos marinos, determinación de rutas submarinas y la instalación de boyas.
La primera fase de los trabajos ha consistido en la instalación de boyas de amarre en la Reserva Natural Marina de la Serra d’Irta. El objetivo de esta actuación ha sido compaginar de forma sostenible las actividades lúdico-turísticas, tan importantes en la zona, con la conservación de los recursos ambientales marinos; por ello se ha procedido a instalar sistemas de anclaje ecológicos en este hábitat protegido.
Se han colocado 24 boyas de amarre para evitar que las embarcaciones, que actualmente fondean en la zona, empleen sus anclas y cadenas, evitando así dañar las diferentes comunidades biológicas.
La protección del fondo marino es muy importante debido al maltrato que históricamente ha sufrido el Mediterráneo. Con estas boyas de amarre, cuyo sistema de anclaje minimiza el impacto ambiental, se pretende por un lado evitar daños al fondo marino y por otro concienciar a la sociedad de la importancia de los mismos, tal y como contempla la redacción del proyecto.
El amarre a las boyas de fondeo no presenta ningún aspecto negativo estético ni visual paisajístico, la línea de fondeos es imperceptible y de las lo son exclusivamente por lo que respecta al elemento directo de amarre de las embarcaciones, compuesto por una argolla de sujeción.
En esta primera fase de trabajos la instalación de las boyas ha quedado distribuida de la siguiente manera: nueve boyas en la zona de playa Torre Badum, nueve boyas en la zona de playa Pebret y seis boyas en la zona de la Cala Argilaga.
Además, se ha instalado un cartel informativo en la zona de recreo de la playa del Pebret y se han determinado y filmado las zonas para las rutas submarinas.
Para el desarrollo de este proyecto, en el marco del Plan de Competitividad, se firmó un convenio de colaboración con la Generalitat, a través de la Conselleria de Infreaestructuras, Territorio y Medio Ambiente, tras el cual se adjudicó la ejecución del proyecto a “MEDITERRANEO SERVICIOS MARINOS, SL”, por un importe de 207.398,93€.

El destino apuesta por el turismo náutico
Desde la consecución del Plan de Competitividad por parte de las dos poblaciones del Baix Maestrat, el trabajo de promoción y creación de producto para el segmento náutico ha sido constante.
Las inversiones y mejoras en accesibilidad del litoral de ambos municipios, la puesta en valor de las infraestructuras y actividades náuticas y el trabajo en ferias especializadas, “comienza a dar sus frutos con el posicionamiento de nuestros destinos dentro del mapa para el turista interesado en este tipo de oferta; con la Estación Náutica estamos trabajando conjuntamente en ofertar productos y servicios en este sentido y desde el Plan tenemos la capacidad inversora para mejorar y crear nuevas infraestructuras y equipamientos como las boyas que ya se pueden disfrutar frente al litoral del parque natural” aseguraba el alcalde de Peñíscola, Andrés Martínez, que ha recordado la importancia de sumar nuevos segmentos de mercado compatibles con el mayoritario en la zona, marcadamente familiar.