La playa de Peñíscola, escenario de un simulacro de rescate de la unidad canina

Los dos Terranova que colaboran de forma voluntaria con el salvamento en playas de la localidad pueden arrastrar en el agua hasta 1500kg de peso cada uno, remolcar a dos personas simultáneamente e incluso a embarcaciones de recreo

El equipo de socorristas trabaja rutinas de forma experimental en la playa del municipio costero como proyecto piloto en la Comunitat Valenciana

La dinámica de rescate de bañistas en situación de peligro y desde una embarcación, ha atraído a decenas de turistas que han aplaudido entusiasmados el ejercicio

Durante la mañana de hoy, la Playa Norte de Peñíscola ha acogido varios ejercicios de formación y adiestramiento de la unidad voluntaria canina de rescate que colabora con el equipo de salvamento en playa.

Concretamente se ha tratado de un simulacro de rescate protagonizado por los dos perros de raza Terranova junto a sus dos adiestradotes, en el que se ha intervenido en una situación de peligro para dos bañistas y en un incidente ficticio en una embarcación de recreo en el que se han rescatado a dos adultos que se habían precipitado al mar.

Los dos canes, pertenecientes a la agrupación nacional de rescate Mare Nostrum, colaboran con ejercicios y rutinas preventivos a lo largo de cuatro días a la semana en la playa peñiscolana, sumando así seguridad al dispositivo de salvamento.

Los Terranova, procedentes de Canadá, están físicamente preparados para el agua; debidamente adiestrados son auténticos salvavidas pues tienen la capacidad de arrastrar en el agua hasta 1500kg de peso, pudiendo desplazar simultáneamente hasta la orilla o la embarcación de rescate a dos cuerpos e incluso pequeñas embarcaciones de recreo.

Esta unidad canina colabora voluntariamente con el equipo de salvamento en playas durante este verano en Peñíscola, zona piloto y pionera en la Comunitat Valenciana.