La Orquestra Simfònica de Peníscola clausura el XXXV Ciclo de Conciertos de Música Clásica

La interpretación de la Orquestra Simfònica de Peníscola (OSP), con la presencia de la viola solista Julia Hu y la dirección de Salvador García Sorlí, puso el broche de oro a la XXXV edición del Ciclo de Conciertos de Música Clásica. La formación, surgida en el seno de la banda de música Virgen de la Ermitana y la Escuela de Música del municipio, reúne a algunos de los mejores talentos de Peñíscola y de localidades de las inmediaciones, junto a una selección de músicos de origen internacional. La plantilla de este 2019 estuvo formada por cerca de medio centenar de personas, que una vez más encandilaron a los espectadores del Palau de Congressos.

En cuanto a la solista invitada, cabe destacar su amplia y exitosa trayectoria. Actualmente forma parte de la Orquestra del Palau de les Arts-Orquestra de la Comunitat Valenciana, en València. Entre sus distinciones, cabe mencionar el premio  Young Artist International Competition de Nueva York, en el año 2000. 

Los asistentes disfrutaron de un completo repertorio, que abrió la Obertura de Coriolano, de Ludwig van Beethoven; seguido del Concierto para viola y orquesta en Re mayor, de Franz Anton Hoffmeister; y la sinfonía número 6 Pastoral, de Beethoven.

El concierto de la OSP supone, cada año, una de las principales citas musicales de la zona norte de Castellón, gracias al nivel de sus integrantes, la calidad de los solistas invitados a lo largo de su historia y su apuesta por la interpretación de piezas de autores vinculados a nuestro entorno. Ejemplo de ello fue el Concierto para piano y orquesta, de José Antonio Valls en 2006; la suite Lo dia de l’Ermitana, de Vicent Feliu i Roig en 2007; la suite para orquesta sinfónica La Ciutat a la mar: Peníscola moments d’una història, de Òscar Senén Orts en 2011; Tocatta for Matt, de Andrés Valero-Castells en 2016; y el Concierto para oboe y orquesta de Òscar Senén Orts en 2017, dirigida por el propio compositor.

BALANCE DE UN ANIVERSARIO

El Ciclo de Conciertos de Música Clásica de Peñíscola volvió a ser, en esta XXXV convocatoria, un incentivo cultural a los primeros compases del otoño. Desde el 15 de septiembre, con la Misa del Pescador en la parroquia de Santa María; hasta la actuación de la OSP en el Palau de Congressos, la iniciativa ha congregado a un gran número de espectadores. Con el patrocinio del Ayuntamiento de Peñíscola, y la ayuda de la Diputación de Castellón, el Castillo de Peñíscola y el Palau de Congressos, el programa de este 2019 contó con formaciones de prestigio como Spanish Brass, y la presencia de jóvenes valores de la localidad, como la saxofonista Iris Guzmán Godia, como integrante del grupo Rhea Quartet.

En este balance también destacan los conciertos en el salón gótico del castillo, espacio reabierto especialmente para este certamen, y que está inmerso en sus obras de rehabilitación.