La muralla renacentista que rodea la fortaleza de Peñíscola luce nueva iluminación

Tras varias pruebas, anoche se llevó a cabo el simbólico acto de encendido de las nuevas luminarias de la fachada norte de la ciudadela

Anoche Peñíscola lució distinta, estrenaba nuevo diseño de iluminación en su cara norte, la más conocida y fotografiada, compuesta por varios lienzos de muralla renacentista que emergen sobre la bahía protegiendo la Ciudad Antigua.
Tras la finalización de las tareas de restauración de todo el perímetro norte de la muralla hace unos meses, la arquitecto municipal, Natalia Tomé, junto a la arquitecto y restauradora Pepa Balaguer, directora de las distintas fases de la restauración, han estado trabajando en el diseño de la iluminación de esta zona rehabilitada.
“La tecnología nos ha permitido realizar grandes avances con respecto a la iluminación anterior” aseguraba Tomé, que constataba la importancia de no contaminar de luz a la muralla. La arquitecto ha asegurado que el alumbrado actual, “es más sostenible y ecológico y está ubicado en la zona superior de los lienzos de piedra, para evitar la corrosión que sufría la anterior instalación”.
La nueva iluminación abarca la zona comprendida entre La Porteta y la zona del conocido trampolín de piedra, el extremo de la fortaleza que se puede divisar desde la zona norte del municipio, tramo “que se ha visto ampliamente reforzado por la luz con este nuevo diseño, ya que hemos tratado de dibujar con esta iluminación la misma silueta que de día ofrece la imponente fortaleza sobre el mar”.
Queda pendiente para los próximos meses finalizar el tramo de la calle Calabuig ya que por la intensa actividad de la temporada turística, se hacía inviable efectuar una actuación de estas características en la zona ahora, tal y como ha apuntado el equipo técnico.
Balaguer destacaba la importancia de homogeneizar toda la temperatura de color, economizando soportes y contribuyendo a la mejora de la iluminación global del conjunto histórico-artístico, poniendo en valor su reconocida silueta.
El alcalde, Andrés Martínez, que acudía a la cita junto a los ediles de Servicios, Lupe Roig, y Casco Antiguo, Romualdo Forner, ha agradecido el esfuerzo de los técnicos en esta tarea, así como a la empresa Clece SA Urbamed Infraestructuras SL, adjudicataria de la gestión y mantenimiento del sistema de alumbrado público del municipio.
El primer edil, ha recordado que el nuevo contrato, vigente desde enero de esta anualidad, contempla una reducción en su coste anual de alrededor de 100.000€ e incluía una inversión inicial para actualizar instalaciones obsoletas y renovar las luminarias de todo el término municipal incorporando la tecnología LED.
El proyecto, incluído dentro de las inversiones previstas por la empresa adjudicataria, ha contado también con la colaboración de la Diputación Provincial y el propio Ayuntamiento de la ciudad que con los respectivos departamentos técnicos han contribuido al exitoso desarrollo de la mejora.