El Festival Internacional de Música Antiga i Barroca de Peñíscola concluye con gran éxito

La Subdirección de Música de CulturArts, en colaboración con la Diputación de Castellón y el Ayuntamiento de Peñíscola ha celebrado del 3 al 10 de agosto la XIX edición del Festival Internacional de Música Antiga i Barroca de Peñíscola.

De los siete conciertos programados, dos han agotado las localidades disponibles se trata de los conciertos del Grupo de Metales de la Banda de la FSMCV, celebrado el día 6 de agosto y del concierto de Alba Encinas, (violín barroco) y Sabrina Martín, (clavecín) en el que interpretaron obras de Schemlzer, Castello, Herrando y Anglebert, celebrado el 9 de agosto.

El total de espectadores asistentes a los conciertos ha sido de 2.000 espectadores, cifra que refleja la solidez del festival que mantiene el número de espectadores asistentes que la pasada edición del festival que contó también con el mismo número de actuaciones.

El Festival Internacional de Música Antigua y Barroca de Peñíscola es uno de los ciclos especializados en la interpretación de este tipo de música más prestigiosos de Europa, en él han participado este año algunos de los mejores especialistas del género.

Cada año los mejores intérpretes acuden a Peñíscola, orquestas, grupos de cámara y solistas que traen cada verano lo mejor de la música antigua y barroca. La música interpretada abarca un amplio repertorio y recupera cada año a compositores españoles olvidados.

En la edición este año se ha podido disfrutar de siete conciertos a cargo de tanto de músicos valencianos como de una destacada presencia de solistas y formaciones internacionales.

La pirotécnia Tomás de Benicarló ofreció el piromusical inaugural que combinó el espectáculo pirotécnico con la música de Häendel de su composición Música para los Reales Fuegos de Artificio, reuniendo en la Playa Norte de Peñíscola a más de 120.000 personas.

Los artistas y formaciones participantes en esta edición, todos ellos de primer nivel han sido Capella de Ministrers el día 4 en la Iglesia de Santa María con el concierto Timete Deum. El apocalipsis de San Vicente Ferrer.

Los conciertos en el Castillo del Papa Luna han sido, el martes 5 de agosto, el del clavecinísta francés Benjamín Alard con piezas de Michelangelo Rossi, Frescobaldi, Luigi Rossi y Johann Sebastian Bach. El miércoles 6 de agosto el concierto del Grupo de metales de la Banda de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana (FSMCV) dirigido por el maestro Simeón Galduf en el que se interpretaron las Canciones de Giovanni Gabrieli.

El siguiente concierto el día 7 presentó a la formación Música Ficta, uno de los grupos renovadores de la interpretación de música antigua en nuestro país.

El día 8 fue el turno del grupo Fuoco e cenere que interpretó el concierto L’art de Toucher. La edad de oro del virtuosismo en la corte de Luis XIV.

El siguiente concierto fue el de las intérpretes Alba Encinas al violín barroco y Sabrina Martín al clavecín con piezas de Schemlzer, Biber, Häendel y d’Anglebert.

El cierre el festival fue el domingo 10 con la formación Harmonia del Parnás con un concierto cuyo punto central la interpretación de La Dorinda, fábula pastoril atribuida al italiano afincado en España Francesco Corradini.