El Chiringuito de Pepe dispara la notoriedad de Peñíscola y genera un retorno publicitario que supera los 10 millones de euros

La serie llega a su final tras 26 capítulos que han acumulado más de 200 minutos de imágenes de Peñíscola en emisión
La producción se deja en Peñíscola alrededor de medio millón de euros durante las semanas de rodaje en los exteriores de la localidad

Después de tres años de aventura, la relación entre la serie de éxito del verano en Telecinco y Peñíscola ha llegado a su fin con la emisión del último capítulo de los dieciséis previstos para su segunda temporada.
El Chiringuito de Pepe se ha despedido de la audiencia esta semana consiguiendo la primera estrella michelín para un cocinero peñiscolano, en la ficción.
El emotivo capítulo ha estado precedido por momentos especialmente emotivos, como la despedida de una de las protagonistas, Mati, y su plato llamado Peñíscola, o el partido del Peñíscola Fútbol Sala en el que su afición del Fondo Sequia llenaba las gradas del pabellón, llegando a millones de hogares.
“Ha sido un auténtico lujo contar con un escaparate de promoción como esta serie, cuyo compromiso con Peñíscola se ha visto en cada plano del puerto, de nuestras playas, nuestras calas o nuestra ciudad antigua” valoraba el alcalde, Andrés Martínez, que ha aprovechado para calificar de “excelentes” los datos de repercusión mediática y retorno publicitario que la GECA, el Grupo de Investigación “Género, Estética y Cultura Audiovisual” de la Universidad Complutense de Madrid ha facilitado a la producción tras realizar un estudio sobre los capítulos emitidos.
Más de 200 minutos de imágenes de Peñíscola se estima que se han sumado a lo largo de estos 26 capítulos emitidos en dos temporadas, “un lujo que podría alcanzar los 10 millones de euros ahora que ya ha finalizado la emisión”.
Además, el retorno directo en empresas locales de alojamiento (hasta seis hoteles), restauración, contratación de extras, producción local y servicios, la producción ha dejado en la ciudad alrededor de medio millón de euros a lo largo de las distintas semanas en las que se han desarrollado los rodajes de exteriores.
La profesionalidad de la productora de Flipy, 100 balas, “ha sido ejemplar, así como su trato y relación con nuestros vecinos por parte de actores y equipo; tenerles en Peñíscola ha sido un auténtico regalo que sigue sumando éxitos para nuestro destino turístico” ha declarado Martínez.
La cobertura informativa, la emisión de las imágenes, así como los continuos posts de los actores en diversas redes sociales con espectaculares imágenes de Peñíscola se han sumado a las acciones propiamente promocionales que han protagonizado, como su asistencia a la Feria Internacional de Turismo de Madrid (Fitur) apoyando al destino y su proyección en los medios de comunicación.
El retorno promocional que la industria audiovisual está proporcionando a Peñíscola en los últimos años ha disparado su notoriedad como destino turístico, cuestión que el consistorio está trabajando por poner en valor con su nuevo proyecto Peñíscola de Cine, a través del cual los visitantes podrán conocer los escenarios de película de esta joya mediterránea elegida por cineastas desde las primeras décadas del siglo pasado.