El Ayuntamiento de Peñíscola refuerza las acciones para minimizar los efectos del Top Manta en el municipio

El Área de Comercio del Ayuntamiento de Peñíscola anunció la pasada
semana el lanzamiento de la campaña de concienciación ciudadana sobre la
venta ambulante no autorizada. Dentro de las acciones de la misma se ha
procedido a la instalación de postes informativos en las principales
entradas de las playas.

A ello se suma, con el fin de aumentar la visibilidad de la problemática
en el municipio, el reparto de folletería. Un total de 10.000 folletos
informativos más serán repartidos por hoteles, comercios y
establecimientos de restauración con el fin de llegar al máximo número
de personas.

Tanto en los folletos como en la señalética se advierte al comprador de
las consecuencias que puede tener adquirir este tipo de productos o
colaborar con los vendedores ambulantes no autorizados. Esta normativa
está regulada por el capítulo 8º de la Ordenanza Municipal para la
Protección de la Convivencia Ciudadana y de Prevención de Conductas o
Actuaciones Antisociales en el Espacio Urbano.

Además, dentro de las acciones de concienciación ciudadana, se ha
reforzado el efecto disuasorio a través de las sanciones. La Policía
Local del municipio ha anunciado que, desde el inicio de la temporada
alta, se ha sancionado a una treintena de compradores. Además de imponer
la sanción económica, los agentes de la autoridad proceden a incautar el
objeto comprado mediante la venta ilegal. Las multas van dirigidas tanto
a compradores como a vendedores del Top Manta, pudiendo llegar a
alcanzar los 750€. Además, según el Artículo 53 de la Ordenanza,
referido al Régimen de Sanciones, “la reincidencia se considerará en
todo caso infracción grave con sanciones de 750,01 a 1.500€, y si además
concurren las circunstancias agravantes de falta de respeto o insultos a
la Autoridad o a sus agentes se reputará infracción muy grave, con
sanción de 1.501 a 3.000€”.

Refuerzos de Policía Local

El alcalde de Peñíscola, Andrés Martínez, asegura que el problema de la
venta ambulante ilegal “es una prioridad para el equipo de gobierno y
desde el consistorio se va a reforzar el número de agentes de Policía
Local, así como las horas destinadas a esta problemática perjudicial
para el comercio y la economía local”. A ello, el edil añade que “si no
hemos cubierto las plazas de agentes de Policía Local con anterioridad,
al igual que sucede en municipios vecinos como Benicarló o Alcalà de
Xivert, ha sido por la tardanza en la aprobación del Decreto que
modifica la Ley de Coordinación de la Generalitat Valenciana, hecho que
provocó que recibiéramos a finales del mes de junio la autorización para
contratar a los refuerzos de verano”.

Martínez explica que “los retrasos han provocado que las bolsas se hayan
quedado vacías pero, finalmente, cubriremos las plazas vacantes con la
Bolsa de Alcalá de Xivert la semana que viene”.