Dos policías locales de Peñíscola acaban en el hospital a causa de agresiones por parte de manteros esta madrugada

Uno de los agentes sufrió traumatismo craneoencefálico, el otro graves contusiones en el tórax y la fractura de un brazo.Uno de los agresores se encuentra detenido a la espera de pasar a disposición judicial, el otro sigue en búsqueda y captura.

Alrededor de la pasada medianoche, en las rondas de rutina de las patrullas que el Grupo de Operación Nocturna realiza de forma diaria en el paseo marítimo de Peñíscola, para el control del cumplimiento de la ordenanza de Convivencia Ciudadana y el control del top manta, dos agentes se dispusieron a identificar a dos manteros que reiteradamente desafiaban las órdenes de desalojo del paseo por parte de la policía.

Durante la identificación por parte de uno de los dos agentes a uno de los dos manteros, el otro vendedor ambulante se hizo con la defensa del segundo agente e inició un linchamiento que provocaba la intervención por parte del otro agente de policía, con resultado de agresiones por parte de los manteros a los dos agentes.

A la llamada por parte de ambos agentes a las patrullas cercanas, acudía también la Guardia Civil, la patrulla desplazada junto a los agentes de la benemérita procedió al desplazamiento de los agentes agredidos al centro médico y a la persecución de los agresores.

Uno de ellos fue identificado, previo aviso por parte de la central en Peñíscola, en Vinaròs gracias a la actuación policial; el otro, que fue visto en una de las urbanizaciones vinarocenses, se dio a la fuga dentro de un vehículo que facilitó su rápida evacuación.

Los agentes agredidos fueron desplazados desde el consultorio auxiliar de Peñíscola, donde se efectuaron las primeras curas, al Hospital Comarcal de Vinaròs en ambulancia, donde fueron atendidos por las contusiones y traumatismos que presentaban.

Uno de los dos agentes, con alrededor de 20 años de servicio y una dilatada experiencia en el cuerpo de Policía Local, resultaba herido de gravedad en la cabeza, por lo cual ha pasado en observación durante toda la noche. El otro agente agredido, con más de siete años de servicio, resultaba también malherido con fuertes contusiones en la zona torácica, con varias costillas afectadas, y un brazo fracturado.

El mantero detenido se encuentra en estos momentos en dependencias de la Guardia Civil a la espera de pasar a disposición judicial.

“La agresividad de estos individuos es cada vez mayor y proporcional al incremento del control que ejerce la Policía Local sobre su actividad” ha declarado el Jefe de la Policía Local de Peñíscola, Antonio Morejón.

El alcalde, Andrés Martínez, que se ha preocupado e interesado por el estado de salud de los dos agentes, les ha trasladado su agradecimiento y deseos de mejoría y garantizado “que habrá tolerancia cero con la violencia y las agresiones a la policía local”.

Tras estos incidentes, los mandos de Guardia Civil han manifestado al alcalde su interés por el estado de salud de los policías agredidos y han convenido intensificar las reuniones de coordinación entre ambos cuerpos de seguridad, Policía Local y Guardia Civil para tratar de evitar que estos incidentes puedan repetirse.